DESCENTRALIZACIÓN Y “MUNICIPALIZACIÓN”

19.02.2011 00:23

 

Por Lic.GUILLEN ESTEBAN CARRERA

http://guillenestebancarrera.blogspot.com/

http://www.guillenestebancarrera.webnode.es/

 

La educación, en su concepto general, se da no solo en los espacios específicos formales, escuelas, universidades, institutos, academias, etc.; si no que se asume en todo el contexto social , el hogar, el barrio, los gremios e instituciones, los medios, etc.; en las últimas décadas, el referente cultural y educativo que significaban las escuelas y los maestros, se ha deteriorado, a manos de los grandes medios de comunicación que influyen muy decisivamente en la malformación de los educandos y las ciudadanía en general.


Las municipalidades son parte de la estructura del Estado y su rol debiera replantearse en función del tipo de estado en el marco de una nueva institucionalidad emergida de una nueva constitución. Un Estado dirigente, que ejerza un rol planificador y promotor del desarrollo económico, social y cultural; que cumpla su obligación fundamental como principal responsable y garante de los  Derechos Humanos, salud, educación, trabajo, seguridad social y defensor de la soberanía e identidad nacional. Estado realmente descentralizado, democratizado, con real soberanía e independencia de poderes, entre otros.


El rol de las municipalidades en el Perú está restringido a elementales funciones administrativas y sociales en sus jurisdicciones. El titulo de “Gobierno locales” les queda ancho y expresan, en mucho, la crisis integral del Estado, de la vieja republica: burocratismo, ineficiencia y corrupción. Sin embargo a este tipo de municipios, se le ha pretendido igualar, para efectos de algunos desmanes y despropósitos, como la de transferirle la administración y manejo de la educación, con lo que realmente son estas instituciones en otros países, son los que si son verdaderos poderes o gobiernos locales, como parte de un estado descentralizado que ha sido capaz de delegar, transferir o desprenderse de parte del poder, cuya institucionalidad y representantes tienen enorme legitimidad y reconocimiento. Este tipo de gobierno local, no existe en nuestro país; al contrario, aquí son parte de la crisis; municipios que a duras penas soportan la depredación de sus autoridades de turno que, mayormente, no pueden ni administrar  el servicio de la limpieza pública, pero ahora se le está trasfiriendo irresponsablemente el “servicio” de la educación.


Esta demostrada la manifiesta ilegalidad e inconstitucionalidad de la llamada “municipalización de la educación”, en tanto ni la Constitución, ni la ley General de Educación vigente y tampoco la Ley general de Municipalidades, contemplan la posibilidad de que los municipios estén facultados para administrar directamente la educación pública, solo le otorgan un rol de apoyo, colaboración y complementariedad. Pero, por encima de ello, se ha impuesto los propósitos políticos del actual gobierno: la imposición fanática del modelo ultra liberal en educación, llevando hasta lo indecible la conversión de la Educación en un negocio, reduciendo drásticamente el rol del Estado como garante de lo que debiera ser siempre la Educación Pública, un Derecho Humano fundamental, universal,  gratuita  y de calidad.


Transferir la educación pública a los municipios, es apurar su precarización y quiebre, para luego terminar trasladando  los costos y apremios a  las padres de familia, a la comunidad, con lo que se privatiza la educación. Solo de esa manera puede explicarse el por que se insiste en una política no solo cuestionando desde  los mas diversos sectores, si no que es ya un inocultable fracaso,
 con las  políticas  como la  “municipalización”  de la educación  pública,  descolgadas de toda visión  integral  de futuro,  ancladas en la  improvisación y el  inmediatismo,  no hacen  si no  ahondar  la crisis.